Mercado de Chicago

"Estamos en un mercado de oferta", repiten los especialistas al momento de hablar del trigo. Y la referencia no es tanto al cierre del ciclo comercial 2018/19, sino a lo que se viene desde fines del mes próximo con la entrada de la cosecha 2019/20 del hemisferio norte, con volúmenes que se prevén bastante mayores a los registrados en la actual campaña en Rusia, el principal exportador mundial, en la Unión Europea y en Estados Unidos. Todo frente a una demanda que se prevé estable.

Ayer, por segunda rueda consecutiva los precios del trigo estadounidense cerraron con fuertes bajas. En la Bolsa de Chicago las posiciones mayo y julio perdieron US$5,33 y 5,44, en tanto que sus ajustes fueron de US$163,51 y de 164,80. En Kansas, los mismos contratos resignaron US$3,77 y 4,05, al terminar la jornada con valores de US$153,22 y de 155,24.

Los datos bajistas de la rueda fueron el 60% de trigos de invierno de EE.UU. ponderado por el USDA en estado bueno/excelente, frente al 31% de igual momento de 2018; la proyección de SovEcon, de una cosecha rusa de 83,40 millones de toneladas, contra los 72 del ciclo 2018/19, y la estimación de un crecimiento del 20,6% de la producción alemana, hasta los 24,44 millones de toneladas, según la Asociación de Cooperativas Agrícolas de Alemania (el país es el 2º mayor exportador de la UE detrás de Francia).

En la plaza local la demanda volvió a ofrecer entre US$175 y 180 por tonelada de trigo.

Fuente: La Nación - Dante Rofi

IPesasiloSolidagroIPCV