MATBA Mercado a Termino de Buenos Aires

En el Matba, la posición enero se cotiza a US$193,50, contra los US$159 de 2017; incertidumbre climática

 

Con el horizonte del trigo 2018/2019 puesto en mayo, cuando debe comenzar la siembra, las pizarras del Mercado a Término de Buenos Aires (Matba) aportan por estos días una razón muy atractiva para mirar con optimismo la próxima campaña fina: el cereal se cotiza un 22% arriba de igual momento de 2017. Sin embargo, la pesada carga que implican perfiles de suelo secos en amplias zonas agrícolas del país impide a los productores pensar más allá de la actual cosecha de granos gruesos.

 

Ayer la posición enero 2019 del trigo en el Matba se negoció a 193,50 dólares por tonelada, un 22% por encima de los 159 dólares vigentes un año atrás para el contrato que marcaba el ingreso de la cosecha 2017/2018. "El precio es muy bueno, pero nadie se atreve a comprometer mercadería por la incertidumbre que genera el clima, en medio de una seca que ya dejó su sello sobre la cosecha gruesa y que continúa paralizando decisiones en el campo", advirtió Adrián Seltzer, de la corredora Granar SA.

 

El especialista agregó que hoy no hay productor al que le sobre el agua y pueda planificar lo que vieneen forma normal si no se registra un cambio de clima hacia un patrón más húmedo. "Tras los quebrantos que va a dejar la cosecha gruesa por los menores rindes, la preocupación de muchos agricultores pasa por ver de qué forma se refinanciarán las deudas", explicó, y añadió: "Lamentablemente, poca gente está mirando la campaña siguiente".

 

Fuente: La Nación – Dante Rofi

IPesasiloSolidagroIPCV