Bolsa de Comercio de Rosario

La oferta abierta de las fábricas fue de 9300 pesos por tonelada para el Gran Rosario, $200 superior a la vigente el martes; los negocios fueron escasos y se hicieron entre 9500 y 9600 pesos.

Los precios de la soja subieron ayer en el mercado local de granos, pero se mantuvieron a distancia de los niveles esperados por los vendedores, razón por la cual el volumen comercializado volvió a ser muy reducido.

En su reporte diario, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) indicó que la oferta abierta de las fábricas fue de 9300 pesos por tonelada para las terminales ubicadas en la costa del Paraná, $200 superior a la vigente el martes. Pese a la suba, el valor propuesto por la demanda no logró interesar a los vendedores.

"Las fábricas lograron comprar entre 14.000 y 15.000 toneladas de soja, pero en negocios diferidos hacia noviembre/diciembre, con valores que oscilaron de 9500 a 9550 pesos por tonelada. La exportación, que entró más tarde que anteayer en el mercado, se hizo de entre 8000 y 10.000 toneladas, en niveles de 9600 peso para descargas durante el mes próximo", relató un operador a LA NACION.

La fuente reiteró que el clima en el mercado continúa siendo de mucha calma, con poca oferta y con una demanda que no puede convalidar la expectativa de precios que tiene el grueso de los vendedores, que "hoy no baja de los 10.000 pesos por tonelada".

Cabe tener en cuenta que, según el cálculo de la Secretaría de Agroindustria de la Nación, el FAS teórico de la soja para los exportadores de grano sin procesar ayer fue de 8837 pesos por tonelada. Para la industria aceitera, la BCR ponderó la capacidad de pago en 8855 pesos para los embarques cercanos.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), las posiciones noviembre y mayo de la soja retrocedieron US$0,60 y 0,50, mientras que sus ajustes fueron de 266,70 y de 258 dólares por tonelada.

Según el reporte semanal de Agroindustria sobre compras y embarques, al 10 del actual se comercializaron 32.758.560 toneladas de soja 2017/2018, equivalentes al 86,7% del total de la cosecha, de 37.78 millones de toneladas.

En la Bolsa de Chicago el cierre indicó ligeras subas para los precios de la soja. En efecto, las pizarras reflejaron alzas de US$0,37 y de 0,18 sobre los contratos noviembre y enero, cuyos ajustes resultaron de 325,46 y de 330,60 dólares por tonelada.

El principal factor alcista para la soja estadounidense continúa siendo la especulación de los operadores con las eventuales pérdidas que el tiempo húmedo habría provocado en el Medio Oeste. No obstante, en los últimos días las lluvias cesaron y la cosecha comienza a retomar ritmo. Esto les restó sostén a las cotizaciones de la oleaginosa.

Maíz y trigo

Por tonelada de maíz para las entregas sobre el Gran Rosario la exportación ofreció 4850 pesos, 50 más que anteayer. Tras cubrir sus necesidades inmediatas para completar envíos, el comprador que el martes pagó hasta 5500 pesos por grano para Bahía Blanca, ayer redujo su propuesta a 5000 pesos.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) informó que los consumos propusieron entre 5000 y 5400 pesos por tonelada de maíz seco, según calidad, procedencia y forma de pago.

En el Matba la posición diciembre se mantuvo estable, en 144,50 dólares por tonelada, mientras que el contrato abril sumó US$0,20 al cerrar con un ajuste de 145,70 dólares.

Las ofertas de los exportadores por el maíz de la próxima cosecha se mantuvieron sostenidas en 142 dólares para las descargas en el Gran Rosario entre febrero y marzo, y en 140 dólares para las entregas de marzo a abril.

El cierre fue levemente bajista para el maíz en Chicago, con quitas de US$0,39 y de 0,29 para los contratos diciembre y marzo, que terminaron la rueda con ajustes de 147,34 y de 152,16 dólares. Al igual que en el caso de la soja, el retorno del tiempo seco sobre las zonas agrícolas que están en tiempo de cosecha le restó firmeza al mercado estadounidense.

Acerca del trigo, los exportadores ofrecieron ayer 8600 pesos por tonelada por el cereal disponible para el Gran Rosario, sin cambios. Tampoco hubo cambios para Bahía Blanca y Necochea, donde el cereal se mantuvo en 185 dólares.

También quedaron estables las propuestas de los exportadores por el trigo de la nueva cosecha, en 185 dólares por tonelada para las entregas en diciembre sobre el Gran Rosario; 190 dólares para enero; 195 dólares para febrero, y en 200 dólares para marzo.

El mayor reflejo de la incipiente entrada del trigo nuevo se evidencia en las ofertas de la molinería. En efecto, la BCBA indicó que las propuestas de la industria se ubicaron entre 8300 y 9500 pesos por tonelada del grano fino, según calidad, procedencia y forma de pago. Pocos días atrás el rango iba de 8800 a 11.900 pesos.

En el Matba, las posiciones diciembre y enero del trigo bajaron US$1,80 y 2,50, mientras que sus valores fueron de 184,20 y de 191 dólares por tonelada.

Para el trigo estadounidense también hubo bajas ayer, dado que el contrato diciembre en Chicago y en Kansas perdió US$2,20 y 2,58, tras cerrar con un ajuste de 190,15 y de 191,43 dólares por tonelada, respectivamente.

Fuente: La Nación – Dante Rofi

IPesasiloSolidagroIPCV