Bolsa de Comercio de Rosario

La exportación volvió a ofrecer $7000 para las entregas en el corto plazo sobre Rosario.

Mientras el tiempo lo permite, el productor argentino prioriza en esta época del año la recolección de soja en detrimento del maíz, que, maduro, debe esperar su turno de cosecha. Esa situación, sumada a la elevada humedad que en determinadas zonas limita el despacho del cereal, hoy pone en jaque a los exportadores que deben completar buques para cumplir con compromisos asumidos.

Como en la jornada precedente, los compradores ayer volvieron a ofrecer 7000 pesos por tonelada de maíz con entrega hasta el 10 del actual sobre las terminales del Gran Rosario, un valor que quedó muy por encima de la capacidad teórica de pago, que fue calculada en 6621 pesos por la Secretaría de Agroindustria de la Nación.

El dato que marca la urgencia de la demanda lo dan las ofertas de 6600 pesos por tonelada con entrega durante el resto de junio y de 6500 pesos para las descargas entre julio y agosto.

"La exportación debe conseguir la mercadería suficiente para atravesar este período de escasez hasta que la cosecha de los maíces de segunda se haga más fluida", contó un operador y agregó que hay una buena cantidad de buques en la línea de salida que tienen que cargar lo antes posible.

"Por ahora la propuesta la mantienen en $7000, pero saben que el grueso de la oferta disponible y en condiciones está plantada en $7100", completó la fuente.

Cabe destacar que la demanda debe lidiar, también, con las complicaciones que muchos vendedores tienen para cumplir en tiempo y en forma (calidad) con los contratos de entrega. Actualmente, el porcentaje de humedad más elevado que el requerido por el comprador es una de las mayores complicaciones.

Para los puertos marítimos de Bahía Blanca y de Necochea las ofertas de los exportadores se mantuvieron ayer en 150 dólares por tonelada de maíz.

Según el último informe semanal sobre cultivos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, al 29 del mes pasado la cosecha de maíz progresó sobre el 37,4% del área apta, contra el 90,7% de avance de la recolección de soja.

Ayer, la Dirección de Planeamiento y Análisis de Mercado de Agroindustria informó que las Declaraciones Juradas de Ventas Externas sumaron hasta el miércoles pasado 22.287.500 toneladas de maíz, un 86,4% por encima del volumen vigente un año atrás, de 11.955.100 toneladas. Hasta el momento la exportación adquirió 20.749.300 toneladas del cereal y dentro de ese último volumen, poco más de 2,81 millones de toneladas aún permanecen "a fijar", es decir, sin precio firme.

Acerca de la soja, ayer la demanda volvió a pagar 10.400 pesos por tonelada, en tanto que por trigo las ofertas fueron de 205 dólares.

Fuente: La Nación - Dante Rofi

IPesasiloSolidagroIPCV