Bolsa de Comercio de Rosario

Por grano con entrega en septiembre se llegaron a proponer 8000 pesos por tonelada; el volumen comercializado rondó las 90.000 toneladas; en Chicago, el valor de la oleaginosa quedó en el nivel más bajo en 10 meses.

El precio de la soja argentina aumentó ayer un 4,11% en el mercado disponible de granos, donde las fábricas elevaron su oferta de 7300 a 7600 pesos por tonelada descargada sobre las terminales del Gran Rosario. Esta mejora fue la consecuencia exclusiva de la fuerte devaluación del peso frente al dólar, que resultó del 6,56%, tras pasar la paridad entre las monedas de 25,90 a 27,60, según el tipo de cambio comprador (cotización divisa) del Banco Nación.

"Pese a la mejora, no salió mucha mercadería en 7600 pesos. El mercado se movió un poco más cuando apareció una oferta de 8000 pesos (equivalentes a 289,86 dólares) por grano con entrega en septiembre, pero con pago ahora", contó a LA NACION un operador, que calculó en 90.000 toneladas el volumen de soja comercializado durante la jornada.

La fuente justificó la retracción de muchos vendedores en el hecho de que todos los días el mercado muestra que puede subir un poco más. "Frente a esa evidencia, cómo le puedo decir yo a un productor que se desprenda de su mercadería", dijo. Y agregó que, además de la coyuntura cambiaria, la escasez de soja sigue siendo un tema en el mercado doméstico, "pese a que ya ha entrado en la Argentina soja de Paraguay y a que muchos acopios sacaron parte de sus existencias".

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba) el resultado fue negativo para la soja, en línea con las nuevas bajas externas. Las posiciones julio y noviembre perdieron US$4 y 1,60, mientras que sus ajustes fueron de 288 y de 306,60 dólares por tonelada.

Cuesta abajo en Chicago

Lejos de la coyuntura doméstica, en la Bolsa de Chicago los precios de la soja volvieron a caer ayer y quedaron en el nivel más bajo de los últimos diez meses. Al cierre de los negocios, las pizarras mostraron quitas de US$3,21 y de 3,13 sobre los contratos julio y agosto de la oleaginosa, cuyos ajustes resultaron de 340,71 y de 342,91 dólares por tonelada.

Los dos fundamentos que volvieron a presionar sobre los precios de la soja fueron la política, por la posible represalia que el gobierno de China tomaría si las autoridades estadounidenses finalmente anuncian el cobro de aranceles a una serie de productos chinos, y el clima, que se proyecta favorable para los cultivos durante las próximas dos semanas en el Medio Oeste de los Estados Unidos, donde se desarrollan la soja y el maíz.

Maíz y trigo

En el mercado doméstico la devaluación del peso también posibilitó la suba de los precios del maíz. Las mejoras fueron de 200 pesos para Bahía Blanca y para el Gran Rosario, donde los exportadores propusieron 4500 y 4400 pesos por tonelada, respectivamente. Más modesta fue la ganancia en Necochea, donde el valor del cereal pasó de 4050 a 4100 pesos.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) informó que los consumos pagaron entre 3790 y 4150 pesos por tonelada de maíz seco, según calidad, procedencia y forma de pago.

En el Matba las posiciones julio y septiembre del maíz perdieron US$2,30 y 2, mientras que sus ajustes fueron de 163,70 y de 168 dólares por tonelada.

El repunte de los precios del maíz estadounidense tras el informe mensual que el USDA publicó el martes fue fugaz. Ayer el cereal cayó un 3,45% en la Bolsa de Chicago, por el clima favorable para los cultivos y por la posibilidad de que México imponga aranceles al cereal estadounidense, en otro frente de conflicto abierto por el presidente Donad Trump.

Al momento de fijar los ajustes de la rueda, las pizarras mostraron quitas de 5,11 y de 5,02 dólares sobre los contratos julio y septiembre del maíz, cuyos valores resultaron de 142,91 y de 146,74 dólares por tonelada. Cabe recordar que México es el principal mercado para el maíz de los Estados Unidos, así como China lo es para la soja.

Respecto del trigo argentino, la exportación pagó ayer 6000 pesos por tonelada para el Gran Rosario, $200 más que el miércoles. En Bahía Blanca y en Necochea el cereal se cotizó a 235 y a 230 dólares, con quitas de 5 dólares por tonelada.

La BCBA informó que los molinos pagaron entre 6000 y 6950 pesos por tonelada de trigo, según calidad, procedencia y forma de pago.

El trigo con entrega entre diciembre y enero se cotizó entre 180 y 185 dólares, por debajo del rango vigente anteayer, de 185 a 190 dólares. En el Matba las posiciones julio y enero retrocedieron US$5,50 y 5,30, en tanto que sus ajustes fueron de 238,50 y de 185 dólares por tonelada.

Por segunda jornada consecutiva, los precios del trigo estadounidense cerraron ayer con fuertes pérdidas. La importante apreciación del dólar frente al euro -la paridad pasó de 1,1795 a 1,1594- fue el principal factor bajista para el grano fino, dado que le resta competitividad en el mercado de exportación, donde Rusia sigue marcando el ritmo.

Las posiciones julio y septiembre del trigo en la Bolsa de Kansas bajaron US$6,16 y cerraron con ajustes de 191,89 y de 197,77 dólares por tonelada. En Chicago, los mismos contratos resignaron US$5,51 y 5,69, tras terminar la jornada con valores de 184,27 y de 190,06 dólares.

Fuente: La Nación - Dante Rofi

IPesasiloSolidagroIPCV