Tiempo de oportunidades para el girasol


El mercado está ofreciendo precios que arrojan resultados muy positivos en ese cultivo, y la soja no se queda atrás.



Esta semana merece que le dediquemos unas líneas al “olvidado” girasol por razones que detallaremos más adelante, pero arranquemos por la soja y el maíz.



Durante la última semana, estos productos agrícolas verificaron una nueva suba en sus precios y llevan dos semanas consecutivas mostrando variaciones en esa dirección en nuestro mercado de referencia de Estados Unidos. Estos movimientos de precios se replicaron parcialmente en nuestro Mercado a Término de Buenos Aires, sobre las posiciones de cosecha 2018. Para ser exactos, la soja mayo 18 arrancó la semana en U$D 269,30 y la terminó en U$D 269, pero lo digno de remarcar es que el miércoles cerró la rueda en U$D 271,90. Por el lado del forrajero sucedió algo similar sobre la posición julio 18: arrancó la semana en U$D 148 y la terminó en U$D149,80, pero el mismo miércoles mostró el redondo y esperado U$D 150 al que no llegaba desde julio de 2017 en el mismo mercado de futuros.



No es la intención aburrir con numerología, pero analicemos brevemente. Dejaremos a un lado, por ahora, al maíz, pues el resultado por hectárea, aún con el valor del miércoles, sigue sin brillar demasiado. Pero definitivamente queremos remarcar que, a partir de las variaciones de precio detalladas, los originadores de la oleaginosa ofrecieron el miércoles, para la soja mayo 18, precios forward de U$D 270, valor que sin lugar a dudas, desde Bahía Blanca hasta Salta arroja un muy buen resultado en la mayoría de las empresas agrícolas de nuestro país y a los rendimientos presupuestados.



Quienes estuvieron atentos vendieron unas cuantas toneladas a ese precio, el cual vale recordar que casi no veíamos (el 5/12 lo tuvimos por un día) sobre la posición de cosecha, desde hace exactamente un año. Fue en enero de 2017, y en aquel momento se debió a que Argentina se “inundaba”, según la percepción en Chicago. Interesante oportunidad que tuvimos a mano y es para seguir atentos.



Dicho esto, le dedicaremos unas líneas al “olvidado” Girasol y lo miraremos con un poco de detalle a través de la situación del negocio agrícola que representa. Tuvimos por estos días una situación similar a la descripta para la oleaginosa, en el concepto, pero mucho más positiva aún en términos del resultado. Los originadores ofrecieron durante la semana valores, tanto para el disponible como para la posición marzo, del orden de los U$D 315 y hasta los U$D 320 sobre Rosario, y muy cerca de los U$D 300 en Quequén. Es clave entender y tener presente que esos valores, tanto para el oeste y sudeste de Buenos Aires como para la zona girasolera chaqueña, arrojan los mejores resultados de todos los productos agrícolas en campaña.



A propósito de esta situación, estuvimos esta semana en nuestra gira mensual por el Chaco, con amigos y clientes de la zona de Sáenz Peña y Avia Terai. En esta región la cosecha se acerca a su fin, con avances del orden del 80% y, aunque se vio interrumpida por una impresionante lluvia que superó los 400 milímetros en 7 días, los rendimientos que se están obteniendo muestran valores de 2.500 kgs /ha o más en algunos casos.



Sacando cuentas simples y concretas se concluye que, a los precios detallados, se obtienen resultados realmente excelentes que sugerimos capturar sin lugar a dudas, y más aún si se decide esperar un poco para vender soja y maíz nuevos.



Como nos han dicho varios lectores de esta columna, sin importar el camino recorrido casi siempre llegamos a la misma conclusión, y en este caso asumiremos el riesgo de aburrir para sugerir nuevamente, como dice algún colega y amigo, “¡no esperar que los árboles lleguen al cielo y cerrar el negocio cuando el mercado nos lo permite!”



Fuente: Clarín


Lunes 29 de Enero de 2018

Etiquetas: girasol

IPesasiloSolidagroIPCV