Poroto chino o soja verde, opción para el norte cordobés


Como cultivos invernales o de verano, las legumbres tienen un horizonte de expansión dentro de la canasta agrícola nacional y en la provincia de Córdoba.



Este miércoles, en la apertura de la Segunda Jornada de Capacitación que tiene lugar en el Campo Escuela de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la UNC, técnicos de distintas regiones productivas del país hicieron foco en valoraciones de manejo y comerciales para introducir o avanzar en estas alternativas en la región.



Rubén Toledo, de la cátedra de Cereales de la FCA-UNC abrió el juego con un cultivo estival para el centro norte de Córdoba: el poroto Mung, un “bicho raro” para muchos, como lo definió, y conocido por su nombre vulgar de “poroto chino” o “soja verde” (brotes de soja), cuyo mercado de exportación ha tenido una expansión de 30 a 40 por ciento en poco tiempo.



Toledo se refirió a los ensayos realizados durante los últimos cuatro años en micro parcelas en el Campo Escuela, con antecesores de gramíneas (trigo, centeno) y también a experiencias en campos de productores, que compararon resultados en secano y bajo riego.



El área de producción arranca desde Salta en el norte del país y baja hacia Santiago del Estero, Catamarca y el norte cordobés, con variedades de origen australiano (Crystal es la más difundida).



Si bien la madurez es uniforme a nivel de vainas, se requiere del secado cuando la dotación en la planta alcanza 80-80 por ciento.



Se trata de un cultivo de ciclo corto (80-85 días), la mejor respuesta de rendimientos se obtiene con siembras en noviembre a 52 centímetros entre líneas y el período crítico (estrés hídrico) es en floración. Las fechas de siembra corren desde noviembre, diciembre, enero, hasta febrero. Se obtuvieron rendimientos máximos de 16-17 quintales, con un potencial de 20 quintales, expuso el técnico.



Arveja en la rotación



El ingeniero Gabriel Prieto, del Inta Arroyo Seco, se refirió al impacto de la arveja en la rotación. “Se complementa con el trigo y los mayores beneficios se ven en la rotación con maíces de segunda o tardíos”, dijo.



Uno de los beneficios es el agua remanente que deja la arveja (por un menor consumo) y que permite mejorar el potencial del cultivo siguiente, maíz o soja. Si bien existen alrededor de 70 variedades inscriptas en el Inase, hay sólo cuatro o cinco que ocupan la mayor área, entre verdes y amarillas.



“El mercado mundial demanda arveja amarilla y veníamos produciendo verde, para atender el mercado de Brasil. Tenemos que incorporar más variedades, necesitamos buena genética. En la cartera de los obtentores hay variedades que se pueden adaptar a la zona de Córdoba, pero necesitamos una ley de semillas que permita incorporar esas nuevas variedades”, observó Prieto.



También marcó la necesidad de apuntar a la calidad, buenas prácticas, semillas, protección de cultivos tranqueras adentro y ser confiables a la hora de incursionar en la exportación.



“Los volúmenes de la demanda son muy importantes y nos superan. La India compra 1,5 millones de toneladas anuales de arveja amarilla, 10 veces la producción de Argentina”, graficó.



Porotos secos



Durante la primera parte de la jornada, que se extenderá durante toda la tarde de este miércoles, la ingeniera María Elisa Maggio, del Inta Salta, describió el programa de mejoramiento que lleva adelante el organismo y se refirió a las variedades de poroto Inta que están disponibles para la venta (variedades de poroto alubia o blanco, negro y de color).



En el caso del poroto negro, tiene como mercados a Brasil y países de Centroamérica; los de color a Italia y otros países europeos, y el blanco a Argelia, Turquía, países de Europa y Medio Oriente.



Estos cultivos cuentan con una superficie de 374 mil hectáreas, con un promedio de mil kilos por hectárea. El proyecto nacional de mejoramiento del Inta apunta a distintos objetivos y ya se está trabajando en la búsqueda de genes de resistencia a enfermedades, relató Maggio.



Trabajos técnicos



Durante la Jornada se exponen en posters distintos trabajos técnicos referidos a legumbres, entre ellos: Principales enfermedades del cultivo de garbanzo en la provincia de Córdoba; Principales patógenos de semillas de garbanzo en la provincia de Córdoba; Efecto de la inoculación sobre el rendimiento y calidad comercial de los granos de garbanzo, variedad Norteño, y bajo secano en el semiárido central de Córdoba; Efecto de la fecha de siembra sobre el rendimiento y la calidad comercial de los granos de poroto en la región semiárida central de Córdoba.



Otros trabajos están referidos a Evaluación de atributos organolépticos del humus proveniente de tres variedades de garbanzo; Evaluación sensorial de distintos tratamientos de conservación de humus de garbanzo; Evaluación de la eficiencia de acción de trichoderma atroviride en el cultivo de garbanzo bajo diferentes formulaciones; Distribución de rabia del garbanzo en la región centro norte de Córdoba; El cultivo de garbanzo en el Campo Escuela de la FCA.



 



Fuente: La Voz del Interior – Carlos Petroli


Jueves 21 de Septiembre de 2017

Etiquetas: soja

IPesasiloSolidagroIPCV