Por qué la cosecha de maní también puede ser récord


Según la Bolsa de Cereales de Córdoba, la cosecha en granos superará las 800 mil toneladas y será la mayor de la historia. Una técnica del Inta General Cabrera explica algunas causas.



Primero el trigo logró una cosecha récord, ahora el maíz va por el mismo camino y el maní no quiere quedarse atrás: según la Bolsa de Cereales de Córdoba, la producción de este cereal se encamina a lograr su mayor tonelaje de la historia.



El Departamento de Información Agroeconómica (DIA) de la entidad bursátil, en la segunda estimación de producción de cultivos invernales 2016/17, proyecta que la cosecha en caja será de 1.154.600 toneladas, 34 por ciento por encima del ciclo pasado; mientras que en granos será de 808.220 toneladas; es decir, un aumento interanual del 31 por ciento.





 



A pesar que la siembra fue apenas dos por ciento mayor, las pérdidas por inundaciones son menores que el año pasado, lo que hace que el total de hectáreas efectivamente cosechables sea 14 por ciento superior. A esto se suma un aumento del 17 por ciento de las expectativas de rinde, que explican este pronóstico optimista.



En la actualidad, el arrancado del maní tiene un avance del 11 por ciento y el 55 por ciento de los cultivos está en madurez de cosecha, 27 por ciento en comienzo de madurez y 18 por ciento en semilla completa, de acuerdo a la Bolsa.



Causas



Según especialistas del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta), esta perspectiva favorable en términos de aumento de rindes, se explica principalmente por el clima y  las innovaciones tecnológicas adoptadas por productores.



En declaraciones a Inta Informa, Mariela Monetti, especialista del INTA General Cabrera, estimó que los rindes entre 35 y 41 quintales por hectárea en caja, y  que la calidad dependerá principalmente del clima: “En especial, de las precipitaciones que ocurran desde ahora en adelante y de la ocurrencia o no de heladas tempranas”.



En cuanto a la sanidad, Monetti detalló que se observaron malezas del tipo Amarantus sp. y Conyza bonariensis. “El carbón (Tecaphora frezii) avanzó en toda la zona y, en lotes de rotaciones cortas, se observó Esclerotinia sumado a focos importantes de arañuela (Tetranychus sp.), mientras que fue un año con muy baja presión de Cercospora”, señaló.



En este marco, Monetti coincidió con la Bolsa de Cereales en pronosticar “un aumento de rendimiento respecto a la cosecha del año pasado, si las buenas condiciones climáticas acompañan”.



Estrategias



Según la especialista, “el efecto climático negativo de la campaña pasada por exceso de lluvias y prolongados períodos de elevada humedad ambiental se manifestó en la baja calidad de semillas”.



Para contrarrestar esta situación, hubo una mayor selección de los lotes destinados a semilla, cuidadosos tratamientos con fungicidas y un aumento en el número de semillas sembradas por hectárea. “Este trabajo minucioso permitió obtener un buen stand de plantas finales, aunque con una mayor contaminación varietal”, indicó.



Fuente: La Voz del Interior


Jueves 20 de Abril de 2017

Etiquetas: maní, córdoba

IPesasiloSolidagroIPCV